.

Efecto del consumo de marihuana en el cerebro de los adolescentes Neuro-SPECT.

 

El consumo de marihuana y sus derivados se hace cada vez más común, en Chile y en el mundo. Lo que es realmente preocupante, no solo por los daños que genera en términos de salud, sino también porque muchas veces perjudica los entornos familiares, sociales y laborales. Al mismo tiempo la posibilidad de la despenalización del consumo de la marihuana, ha puesto el tema en el centro de la atención de los medios, debido al alto índice de consumidores en Chile, que lamentablemente hoy ostenta el récord mundial del mayor consumo de marihuana en adolescentes.

Es impactante el daño que la marihuana, genera en el cerebro, y una de las evidencias la podemos ver en el estudio hecho mediante pruebas neuropsicológicas e imágenes de Neuro-SPECT. Donde se realizaron pruebas a 565 escolares adolescentes de cuatro colegios de Santiago, divididos en dos grupos: 40 consumidores exclusivos de marihuana y 40 no consumidores. Al comparar los resultados de ambos grupos en los test neuropsicológicos y del Neuro-SPECT, los adolescentes que consumían evidenciaban tasas claramente menores en lo competente a las habilidades cognitivas asociadas al proceso de aprendizaje, tales como atención, concentración, jerarquización, integración viso-espacial, retención inmediata y memoria visual. Dejando claro el daño que el consumo de marihuana hace al cerebro.

 

 

Este estudio y otros que demuestran científicamente que la marihuana no es inocua particularmente en niños y adolescentes en formación. La discusión sobre la marihuana pasó a tener una connotación ideológica muy fuerte y los argumentos científicos han ido quedando atrás. Un estudio efectuado por Adimark – Altura Management arrojó que sólo el 24% de los jóvenes declara que el consumo de marihuana es grave o algo grave para la salud, contrastando dramáticamente con la percepción de riesgo grave o algo grave del 70% de los jóvenes respecto del alcohol y un 84% sobre el tabaco.

El desafío para nuestro gobierno y la sociedad en su conjunto, estará en encontrar el mejor mecanismo para prevenir y reducir el consumo en niños y jóvenes especialmente y no incentivarlo a través de información poco clara o derechamente engañosa.