.

Más marihuana en las calles: ¿Quién se hace cargo?

Foto: Rafael Retamal.

Foto: Rafael Retamal.

 

 

La última encuesta ciudadana realizada por Global Partners, que midió la opinión de los chilenos sobre la legalización, el uso en el trabajo, la salud y su fiscalización, arrojó resultados que llaman la atención sobre todo en el área de transportes (ver encuesta).

 

El 93% de los chilenos cree que Carabineros debería fiscalizar el consumo de drogas en conductores, un 95% cree que no es seguro manejar bajo los efectos de la marihuana. Por otro lado, 96% de los encuestados declaró que no se subiría a un medio de transporte -ya sea bus, taxi, metro, tren o avión- si supiera que el chofer ha consumido cannabis recientemente.  

 

Los chilenos perciben el peligro de las drogas y quieren saber si las personas que manejan están bajo su presencia. Situación paradójica, ya que la ley establece que se puede fiscalizar el consumo de droga en conductores, tal como se hace con el alcohol, pero de acuerdo al Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, SENDA, el narcotest se comenzaría a aplicar en los controles policiales recién el año 2017.

 

carreteraNuestro estudio del año pasado “¿Su empresa da positivo?”, reveló que el sector transportes en Chile da uno de los porcentajes más altos de positivos por drogas. El porcentaje es del 13,4% y si desagregamos esa cifra un 7.5% es positivo a marihuana, pero ¿quién se está haciendo cargo de esta situación?

 

Es previsible que si se legaliza el consumo de marihuana en Chile, suceda la tendencia que ha ocurrido en el estado de Colorado, en Estados Unidos, donde los accidentes relacionados con cannabis antes y después de la comercialización de marihuana “medicinal” aumentaron en un 24%. Cabe entonces preguntarse ¿Cómo sabremos la causa de dichos accidentes si no somos capaces de fiscalizar con narcotest?

 

Nuestra pregunta final de esta “encuesta” para ustedes es ¿Qué tendremos que esperar que pase, para que la sociedad, el Gobierno y también las instituciones públicas y privadas, se preocupen tanto de salvaguardar nuestra seguridad publica así como las libertades individuales?.