¿Es posible que la simple exposición a marihuana pueda producir la muerte a un menor?

 

La noticia de la muerte de un menor de 11 meses que, según fuentes de la revista “Clinical Practice and Cases in Emergency Medicine”, habría muerto de miocarditis provocada por una exposición prolongada a la Cannabis (http://www.latercera.com/noticia/vinculan-muerte-menor-11-meses-exposicion-marihuana/), urge más que nunca preguntarse si es cierto que la ciencia médica ha encontrado efectos positivos de esta droga en las enfermedades que nos aquejan.

El caso de este lactante es dramático, pues fue llevado a urgencia por sus padres después de haber pasado varios días irritable, aletargado y con arcadas. Ya en el centro asistencial, el menor sufrió convulsiones, quedando inconsciente y sin la capacidad de poder respirar por sí solo. Finalmente, su corazón dejó de latir, a pesar de que los médicos intentaron reanimarlo durante más de una hora.

Todo esto ocurrió en Denver, Colorado, estado donde el consumo de marihuana para fines recreativos y medicinales es legal, lo que ha repercutido en que cada vez más personas vivan expuestas a esta droga. Tras detectar altas concentraciones de THC en la sangre del menor fallecido, también se confirmó que sus padres tenían y consumían distintas drogas incluidas la Cannabis.

Aunque nos gustaría que, efectivamente, alguno de los componentes de la marihuana pudiese tener algún efecto positivo en las enfermedades de nuestros familiares y amigos, lo cierto es que no hay ningún estudio científico que lo corrobore aún. Muy por el contrario, casos como el de este menor de 11 meses no hacen más que cuestionar los efectos que puede tener esta droga en las personas, incluso aún si solo nos exponemos a ella.

Lo único cierto científicamente es que el Cannabidiol, o CBD, uno de los cientos de químicos en la marihuana, no es tóxico, pero convertirlo en un medicamento efectivo está a varios años para la ciencia, primero porque debería ser extraído del resto de componentes, y segundo porque aún se desconocen todos sus efectos en el cuerpo humano.

El consumo de marihuana y sus derivados se hace cada vez más común, no solo en varios estados de los Estados Unidos, sino también en Chile y otros países de Latinoamérica, lo que nos preocupa enormemente, por lo que genera en términos de salud, pero también porque muchas veces perjudica los entornos familiares, sociales y laborales, cuya experiencia es foco de nuestro trabajo.

Share This: