Piñera versus Guillier: “La despenalización de la marihuana”

 

Antes de celebrarse la segunda vuelta, pero más aún tras los resultados del pasado domingo, todos los sectores analizan las posturas enfrentadas de ambos candidatos presidenciables.

La despenalización de la marihuana es solo otro más de los puntos en desacuerdo entre el candidato de Chile Vamos y el Independiente (apoyado por el PS, PPD, PC, IC, PR, DC y Más Región), si bien sus posturas no son tan tajantes como las de Beatriz Sánchez o José Antonio Kast.

El programa de Piñera incluye, en el área de Seguridad Ciudadana, la creación de una Fuerza de Tarea Nacional Antidrogas y, en el área de Salud, un Plan de Prevención del Consumo de Alcohol, Tabaco y Drogas.

Por su parte, el programa de Guillier también perseguirá el microtráfico y el consumo de alcohol y drogas en la calle, a través de la creación de una Subsecretaría de Seguridad Pública, distinta de la actual Subsecretaria de Prevención del Delito y el Tráfico de Drogas, a través de la Subsecretaria del Interior.

Según el candidato independiente, una de las principales herramientas para combatir el narcotráfico sería, efectivamente, la legalización de la marihuana para usos recreativos, algo con lo que discrepa su oponente del próximo 17 de diciembre, Sebastián Piñera.

Respecto de la marihuana para usos médicos, Guillier lleva años apoyando la democratización del acceso al cannabis medicinal, y pidió en una campaña junto a Mamá Cultiva, Fundación Daya y otras autoridades, que la Presidenta Bachelet sacara la marihuana de la lista 1 de drogas duras.

Para Piñera, de acuerdo a estudios internacionales, aún no está comprobado ningún efecto curativo del cannabis, pero no la descarta si estos atributos curativos se demostraran en el futuro. Respecto de una eventual despenalización para uso recreacional, no lo desmarca en un 100%, eso sí, con excepciones para los menores de edad y teniendo un especial cuidado de que con esa medida no se fomente el consumo de drogas, situación que hoy en día es opuesta en países donde se ha despenalizado el consumo, ya que este ha aumentado drásticamente.

En Chile donde, de acuerdo a la ACHS, el 29,4% de los accidentes laborales dan positivo al consumo de alcohol y drogas, y además se lleva años tratando de reglamentarse por parte la de autoridad, es de esperar que cualquiera sea la decisión que tome el candidato elegido, se robustezca el control en ambientes de trabajo y en conductores, antes de pensar en el autocultivo y despenalizar su expendio.

Share This: