¿Qué hay que saber como conductor a la hora de hacerse un alcotest?

Año a año, una pauta obligada durante Fiestas Patrias son los accidentes ocasionados por el consumo de alcohol y drogas. Sólo el 2013, más de 40 personas murieron en estas celebraciones, pero cerca de mil resultaron heridas en accidentes.

Para concientizar sobre la importancia del alcotest evidencial como herramienta para prevenir accidentes, es importante saber cómo funciona el testeo y qué debe hacer uno como conductor para que el resultado sea preciso. Bien hecho, el testeo tiene un porcentaje de error de +/- 0,05%, ya sea en uso profesional como personal.

LifelocFCTestMode

Los alcotests miden el porcentaje de alcohol en la sangre, tal como lo hace una alcoholemia. La diferencia es que, en vez de muestras de sangre, estos instrumentos capturan los vapores de alcohol que se encuentran en los pulmones, presentes por la evaporación del alcohol en la sangre, a través de la exhalación.

Los puntos a tener en cuenta a la hora de realizarse un testeo son:

  •       Boquilla desechable. Al momento de realizar el testeo, el policía debe usar una boquilla nueva para cada persona. También debe abrir el envase frente al conductor, para que éste confirme que nadie la usado antes y que no tiene rastros de alcohol de terceros.
  •       Enjuagarse la boca. Antes de soplar por la boquilla, debe exigirse un vaso con agua para enjuagarse la boca. De esta manera, sólo se testeará el alcohol existente en los pulmones, y no el de la boca –que elevaría el resultado por sobre el verdadero nivel de alcohol en la sangre.
  •    Aparato adecuado. Hay dos tipos de alcoholímetros o tests de alcohol digital: los de celda de combustión y los semiconductores. Los primeros sólo miden alcoholes, sin que los resultados se alteren con contenidos de acetona, humo de cigarrillos, vapores de pintura, pegamentos, alimentos, metano u otras sustancias no alcohólicas. Los equipos de semiconductores pueden dar falsos positivos o negativos porque reaccionan al perfume, desodorante ambiental, gasolina, humo de cigarrillos y laca para el pelo.
  •    Mantención necesaria. Dada su alta estabilidad, los equipos de celda de combustible sólo necesitan una calibración al año cada 1.000 tests, bajo uso normal. Los de semiconductores, en cambio, requieren una calibración o cambio de sensor frecuentes.
  •       Vida útil. Mientras que los alcotest de la célula de combustión tienen una vida útil promedio de tres años –seis inclusive-, los semiconductores registran una vida corta sin excepciones.

 

Share This: