.

Reforma Laboral: ¿Cuál es el verdadero valor que le damos a la seguridad y salud de nuestros trabajadores?

Hace pocos días, el Ejecutivo dio a conocer su Reforma al sistema Laboral. Para algunos, representa un tremendo avance en muchas materias mientras que, para otros, sólo favorece el sindicalismo, sin preocuparse realmente por los trabajadores.

Independiente de las visiones políticas al respecto, hay un tema que creemos ha quedado fuera del análisis: la seguridad y salud del trabajador y cómo las empresas podemos velar por ella.

LOL

En Chile, la tasa de accidentabilidad ha disminuido notoriamente en los últimos 10 años, desde un preocupante 7,1 a un 4,3, cifra menor, pero igualmente alarmante y alta en comparación con otros países miembros de la OCDE, por ejemplo.

Es una realidad que nos preocupa, pues no vemos que orgánicamente se esté trabajando en una mejora a esta situación, siendo la reforma laboral un excelente momento para plantearlo.

Si bien no es la única razón de accidentabilidad, el consumo en el trabajo de alcohol y drogas es una causa importante en esta tasa. De hecho, según un estudio de la ACHS, el 29,4% de los trabajadores que han sufrido un accidente laboral da positivo a un test de AyD.

1921026

Es por esto que incorporar medidas que prevengan e inhiban el consumo de AyD en los entornos laborales, no sólo representa una ayuda tremenda para los trabajadores, al velar por su integridad física y su salud, sino que también se traduce en mejoras probadas de productividad para la empresa.

Según datos de la Suseso, Superintendencia de Seguridad Social de Chile, el promedio de inasistencias por accidentes es de 17,3 días. Sin embargo, sectores como la minería promedian 39 días fuera, por la gravedad que implica un accidente en este rubro.

En este sentido, metodologías de trabajo como el estándar Drug Free Workplace (DFWP), permiten no solo reducir el consumo (de un 10% a menos de 1%, en promedio), sino que con él, hay un descenso considerable de la accidentabilidad, ausentismo, rotación y las licencias laborales.

Incorporar una cláusula que sancione verdaderamente conductas riesgosas por consumo de AyD en el trabajo, en el artículo 160 del Código Laboral (como otros países desarrollados lo han hecho), sin duda ayudaría mucho a erradicar de forma definitiva un problema que debemos enfrentar como sociedad. No hay juicios de valor sobre el consumo de drogas, esto es simplemente darnos cuenta que como sociedad debemos salvaguardar la vida de nuestros trabajadores y de quienes la rodean cuando se trabaja bajo la influencia de drogas y alcohol.